Canción del terruño
Emiro Arévalo Claro
2. AÑORANZAS

LA PLAYA

"Estos Fabio, hay dolor que ves ahora
fueron en un tiempo Itálica famosa ". 
Rodrigo Caro.

L os vetustos estoraques que te abrazan
A ntaño fueron de ciudades vida,
P ero al verte nacer franca y erguida
L anzaron furibundos sus terrazas
A la vasta inmensidad del infinito
Y en el loco furor como amenazas
A parecieron las rocas de granito.

SETENTA AÑOS

Con el alma adolorida y sin real futuro
llego a setentón por gracia del favor divino,
porque la inclemencia del acíbar que hoy apuro
entristece mi cumpleaños con furor felino.

Sin contar con un clásico estilo cervantino
y ultrajando sin piedad el castellano puro,
hago estos versos sin calcular mi desatino.
Y olvidando el acervo del escritor seguro.

Omito, respetuoso las normas literarias
sólo quiero mitigar mi lánguido quebranto
y difundir mi amor como el agua en cataratas.

Pidiéndole a la vida  un poquito de su encanto
añoro con tristeza las nobles serenatas
que espero a los setenta para calmar mi llanto.                              
(Diciembre 23, 1990)

MI PADRE JUGADOR

M  ás que un futbolista es un quijote sin burrito
I  ndiferente a la fama, con honor patriota
P  ractica sin cesar su deporte f avorito
A  unque tenga que ver la crueldad de la derrota
D  espreciando la voz de la crítica inclemente
R  efresca su garganta con trago o con cerveza;
E  vocando los aplausos de la hinchada ardiente
J  uega con ardor aunque le rompan la cabeza.
U  na victoria lo convierte en crak universal
G  uardando los delirios en su memoria santa
A  su público le brinda el espectáculo triunfal
D  ios bendiga sus goles de hidalga antología
O bservando complacido la emoción que encanta
R  ecibe, PAPI, miles de abrazos en tu día.

PARA EL MARTIR DEL HOGAR

P  aciente ganapán, pobre quijote
A  sno te llaman por tu suerte impía
D  iariamente proclaman tu agonía
R  etorciendo tu mísero cogote.
E  en aras del dolor soy tu amigote.                       
(junio 17 de 1984 )

DIA DE LAS MADRES

Soportando la nostalgia de la ausencia
en el día de la MADRE nombre santo,
quiero rendirte el tributo de este canto
aunque mis versos carezcan de elocuencia.

Eres santa por ser MADRE y por esencia
y porque el cielo con suavidad de encanto
puso en tu corazón cariño tanto
que estando ausente me veo en tu presencia.

Quiera Dios mamita que en tu fausto día
te acompañe generosa la alegría
como premio que merece tu desvelo.
porque madres como tú que eres tan bella,
iluminan con la luz de toda estrella
que circundan radiantes desde el cielo.

UN CENTENARIO
La Playa de Belén


Con el gentil gracejo de niña quinceañera
y vistiendo tus galas de milenaria hechura,
un centenario cumples con sin igual ventura
al brillo de la gloria de gran ciudad procera.

Los viejos estoraques en actitud guerrera
levantan sus penachos a la celeste altura,
con himnos de alabanza te cantaron con dulzura
trayendo a la memoria tu tradición señera.

Un centenario apenas le entregas al pasado
y ya en tu clero ostentas los sazonados frutos
que con amor recoge Jesús Sacramentado.

Por qué tanta grandeza de urbe soberana
cuando Colombia entera te rinde sus tributos?
Porque naciste ungida luz Dominicana.