Canción del terruño
Emiro Arévalo Claro
5. AMISTAD
LA CASITA ENCANTADA

A las abnegadas pedagogas de tan maravillosa
institución.

Dulce nidito de futuras ilusiones
donde la razón de vivir es un encanto
Donde se entonan las célicas canciones
que jamás podrá imitar mi sencillo canto.

Rinconcito de acariciadas emociones
que desconoce las secuelas del quebranto;
idilio angelical de cándidas lecciones
que recoge la ciencia en su lírico manto.

Allí la paz es atalaya iluminada
que repercute sus prodigios complacida
en la noche gris de la patria atormentada.

Loor a las ayas por su fe acrisolado
pues cambian con amor lo triste de la vida
por la ternura de "La Casita Encantada".

URENTE

Sublime Institución que te venero
como lo hiciera con mi madre amada
a ti te entrego mi cariño entero
y esta entrega la tildo alborozada.

Un año más en tu amplio derrotero
previendo lontananza designada,
como las miras del febril velero
sobre la mar de cresta agigantada.

Eres nuevo, mi URENTE, por esencia
pero ilustre a la edad de nueve años,
hoy me encuentro feliz en tu presencia.

Aunque me sienta un viejo octogenario
celebro dichoso tu cumpleaños
compartiendo contigo aniversario.



NURY ONEIDA

N atura con pasión te ha concedido  
U na hermosura de vestal gitana  
R utilante de gracejo ennoblecido  
Y  exhala suave olor de mejorana.  
O yendo tu voz dulce, cantarina  
N adie olvidará su virtual cadencia  
E nvolviendo tu piel alabastrina  
I ngresas hoy al templo de la CIENCIA
D onde tienes tu podio conquistado  
A llá te envío mi canto arosticado

MARLENE

M uchos que reconocemos tu hidalguía A nte los actos de tu amistad sincera
R epetimos con cariño cada día:
L levas en tu alma la integridad cimera.
E res digna por esencia y señorío,
N unca te mueves con alas de quimera
E ntorno de falsedad y desvarío.

 


LÍVIDA

L os virtuosos atributos que llevas con encanto
I  nfluyen en tu imagen con inmenso señorío
V estal pareces que brilla en templo sacrosanto
I luminando siempre las noches del estío
D icha infinita te auguro con este humilde canto
A gasajando tu fecha mil recuerdos te envío.

BODAS DE ORO

D ios en su Sapiencia de Hacedor divino
O rno de ternura los hogares santos,
N imbó feliz con el halo diamantino
L os años vividos con idilios tantos.
I mpuso el amor como deber sagrado
B ajo la insignia de conyugal estancia.
A ctuando así la pareja con agrado
R esalta una prole de feliz estancia.
C incuenta años de amor con fe en la grandeza
H acen del hogar un místico modelo;
E l merece del patriarca la nobleza,
L a novia recibe regalos del cielo
A brazos sin fin con cantos de ternura.

Para los amigos de mi mayor consideración y respeto.

MARGARITA

M adre feliz de una familia encantadora
A nte la fe de su conciencia inmaculada.
R ecorrió su vida cual diosa salvadora
G uardando  en su alma la ternura enamorada.
A mó con fervor su doctrina de cristiana
R efugiada en la calma de su vida santa.
I ndiferente a su dolencia cotidiana
T rató a su vecino con el amor que encanta.
A su tumba vendrá la luz de la mañana.    

( Octubre de 1992 )