Canción del terruño
Emiro Arévalo Claro


 

PRESENTACION

Con mucho respeto y cariño dedico estos renglones a mi hermano Emiro Arévalo Claro con motivo de la primera aparición de la obra, Canción del Terruño.

Para que esta presentación refleje toda una historia familiar, es conveniente estimar que la obra literaria y poética de Emiro se constituye como un aporte formidable a las letras castellanas del Norte de Santander.

Con mucha propiedad puede expresarse que Emiro Arévalo maneja el lenguaje del acróstico como un verdadero maestro.

Para un lector desprevenido no hay duda que escribir, inventar, meterse en el campo del acróstico es asunto tan trascendente como sofisticado del espacio.  Por eso, Canción del terruño ofrece a sus admiradores lo mejor del ideal literario del acróstico escrito magistralmente por Emiro.

A mi me parece que la obra de Emiro tiene que ver con toda la vida de La Playa de Belén, su pueblo natal, con su historia, con sus tradiciones, con sus personajes, con su cultura y hasta con el deporte.  Sonetos y acrósticos son un excelente material como para entender que la vida se renueva con el lenguaje de cada día.

Canción del Terruño se edita en un momento culminante de la historia de Colombia y de América. Son quinientos años de búsqueda y de lucha por un nuevo  concepto de la persona, de los derechos humanos y de los valores de nuestra relación con Dios.

Con la publicación de Canción del Terruño, su hija Josefina y sus sobrinos, Guido Pérez Arévalo, Aristides Arévalo Franco, Manuel Isnardo y Jaime Claro Arévalo, quieren ofrecer un homenaje caluroso a la personalidad de su autor,  Emiro Antonio Arévalo Claro.  Se convierte en realidad de familiares y amigos este manual poético que nace en el cumpleaños feliz de mi estimado Emiro.  Canción del terruño es el gran invitado al banquete de la fraternidad de todos los admiradores de la obra literaria del gran personaje del La Playa y del Norte de Santander.

Como esta presentación se escribe en una temporada muy bella del año quiero terminar estos renglones diciendo: Que Jesucristo Niño y nuestra Señora de Chiquinquirá nos encuentran unidos en  esta Navidad 92 porque somos conscientes de nuestro destino.

Fray Ismael Arévalo Claro
Capellanía SANTO ECCEHOMO (Dominicos